Qué hay detrás de los tuits de Trump

Para entender lo que ha estado pasando en Estados Unidos en las últimas horas sobre Puerto Rico, mejor parafrasear la salsa de Willie Rosario: “De Nueva York a Washington un paso es”. Pero si lo queremos más gráfico, decir que Wall Street y los poderes plenarios duermen en la misma cama, es más atinado.
Mientras se llevan a cabo negociaciones entre el gobierno de Puerto Rico, la Junta de Control Fiscal y los bonistas y, paralelamente, el gobernador Rosselló presiona a Estados Unidos para que restituya fondos federales para la salud de los puertorriqueños y valide su plebiscito, el futuro del país se negocia a nuestras espaldas.

A principios de semana, el escenario era, negociaciones estancadas en Nueva York, en el limbo la solicitud de fondos adicionales para Medicaid y el plebiscito en capilla ardiente. Los asesores financieros del gobierno estaban en Nueva York, pero el gobernador decidió irse a DC a empujar los temas de status y salud, culminando su visita con una presentación ante el Heritage Foundation, una de las entidades más conservadoras de Estados Unidos, en la que bonistas y fondos buitres dictan la pauta. Entonces, todo se empezó a mover, pero, ¿hacia dónde?

Tanto el gobierno, como la Junta y los bonistas aceptan que no hay acuerdo ni tiempo. Pero, inexplicablemente, no se unen para pedirle al Congreso que extienda la protección que provee PROMESA para que Puerto Rico no pueda ser demandado por falta de pago. Dicha protección expira el lunes.

Afortunadamente, gracias a gestiones del senador Eduardo Bhatia en Washington, nos enteramos que hay una movida callada de los republicanos y los fondos buitres para quitarle a PROMESA la disposición que le permite a Puerto Rico invocar un mecanismo de quiebra, pero sin que se extienda la protección para que no nos demanden. Claramente, el plan secreto es quitar ambas protecciones, que es lo único “positivo” de PROMESA. La carnada para ese chantaje -del cual estaba al tanto la comisionada residente pero tampoco dijo nada- es asignar dinero a la Isla para salud bajo Medicaid.

Es en este contexto que tenemos que interpretar los tuits de Trump. Que este asunto haya llegado al radar del presidente es la evidencia de que esa negociación secreta está ocurriendo a espaldas nuestras y con el silencio cómplice de la Administración Rosselló.

No hay dudas de que hay demócratas que insisten en una asignación de fondos para el sistema de salud de Puerto Rico. Pero echarle la culpa a esos demócratas y a Puerto Rico de un cierre del gobierno federal, eso sí que es demasiado porque si Trump tuviera a todos los republicanos de su lado, no necesitaría de los votos demócratas.

Trump no tiene ningún compromiso con asignar fondos de salud a Puerto Rico. Su plan de salud para Estados Unidos implica reducir esos fondos, pero la posibilidad real de que se asignen dineros a la Isla solo estaría sobre la mesa si los republicanos entran en el juego y es claro que el juego de los republicanos lo dirigen los fondos buitres.

Quizás lo movida del chantaje se les ha caído, pero no deja de ser cierto que el Congreso tiene hasta la semana que viene para llegar a acuerdos que mantengan el gobierno operando y que Roselló sigue buscando apoyo para el plebiscito.

De Wall Street al Departamento de Justicia, un paso es.

_________

Publicada por El Nuevo Día interactivo el 27 de abril de 2017

Puerto Rico, Hawái y la estadidad

En el empeño de vender falsas ilusiones sobre la estadidad, los anexionistas insisten en comparar a Puerto Rico con Hawái. Esa insistencia me llevó a hacerme las siguientes preguntas: ¿son comparables Hawái y Puerto Rico? ¿La estadidad ha sido buena para los hawaianos?
Una mirada a los datos actualizados del censo 2015 demuestra que los hawaianos originales (o “native Hawaiians”) son minoría en su territorio. Solo el 9.9% de la población de Hawái es hawaiana. El 37.3% son asiáticos-americanos (mayormente japoneses-americanos); el 26.7% son blancos americanos y el 10.4% hispanos. A esa minoría poblacional la acompaña la desaparición del idioma vernáculo de los hawaianos, al punto de que por muchos años su enseñanza como segundo idioma estuvo prohibida.

Y si esto no fuera suficiente, los datos económicos son todavía más reveladores sin importar cómo se analicen porque demuestran que los hawaianos originales son los residentes más pobres del estado. Como grupo, su ingreso familiar promedio es 16% menor que el promedio del de todas las familias que viven en Hawái y ese ingreso es menor que el de cualquier otro grupo étnico en el estado #50. Lo mismo sucede si comparamos el ingreso per cápita: los hawaianos originales tienen el ingreso per cápita más bajo entre todos los grupos étnicos, ganan menos de la mitad que lo que ganan los blancos y 35% menos que lo que gana el promedio de toda la población.

En cualquier sociedad, el poder económico va de la mano del poder político, y también en este renglón a los hawaianos le han tocado migajas. Durante los primeros 50 años de dominación americana, cuando Hawái era un territorio, los 12 gobernadores nombrados por el presidente de Estados Unidos fueron blancos americanos. Y luego de convertirse en estado en 1959, de los ocho gobernadores que han sido electos, solo uno ha sido hawaiano.

Estos datos me hicieron entender imágenes que veía de niño por televisión en la serie policiaca “Hawaii 5-0”, que se popularizó en Estados Unidos y Puerto Rico. Ahora entiendo mejor por qué el jefe de la policía, McGarret, era blanco de ojos azules, igual que todos los que tenían rangos de supervisión en la policía “hawaiana”, mientras que los hawaianos originales eran policías sin rango. La serie “Hawaii 5-0” evidenciaba que la estadidad era buena para los americanos.

En Puerto Rico hemos visto en los últimos años una tendencia peligrosa, especialmente luego de la aprobación de las leyes 20 y 22, durante la administración Fortuño, diseñadas para promover que se muden a Puerto Rico estadounidenses adinerados a cambio de que paguen poco en contribuciones. Hasta ahora, la mayoría de los que han llegado han mostrado poco interés de incorporarse social y culturalmente a nuestra sociedad. En lo que sí han mostrado interés es en comprar nuestras mejores propiedades a precio de quemazón.

En momentos que el movimiento estadista trata de buscar apoyo aquí y en Estados Unidos, cuidado: en Hawái, Alaska, Texas y en otros estados, la estadidad ha sido buena para los americanos que fueron a poblar esos territorios.

____

Publicada por El Nuevo Día el 12 de abril de 2017

MOMENTO DE REFLEXIÓN

COMPARTO LAS NOTAS EN LAS QUE ELABORO LOS PLANTEAMIENTOS QUE HICE HOY EN MI PROGRAMA SOBRE LA MESA EN TORNO A LA CARTA DEL DEPARTAMENTO DE JUSTICIA Y EL ABORTADO PLEBISCITO
MOMENTO DE REFLEXIÓN

Los que nos oponemos a la estadidad para Puerto Rico, estábamos convencidos que el propuesto plebiscito engendrado por Rivera Shatz y Ricardo Rosselló era un embeleco que en nada beneficiaría a Puerto Rico y unimos fuerzas para detenerlo. La muerte de esta patraña es motivo de celebración, pero la celebración debe terminar ahí. Las acciones del gobierno Rosselló de insistir en fabricar una votación a favor de la estadidad han tenido una reacción tan fuerte de parte del gobierno de turno de los Estados Unidos, que han lanzado a nuestro país en un limbo político del cual no hay un camino certero para salir. El momento requiere de una reflexión profunda de todos los que nos llamamos puertorriqueños y sentimos un amor profundo por este hermoso y único lugar del planeta.

Estadistas, estadolibristas, soberanistas, libreasocianistas e independentistas, todos debemos reflexionar profundamente sobre la encrucijada en la que nos encontramos, con una junta no electa por nosotros que nos manda y un gobierno de los Estados Unidos que no nos entiende y no tiene ningún interés en entendernos, mucho menos responder a nuestros reclamos. Tenemos que reconocer que estamos en el momento más bajo en nuestra relación política con los Estados Unidos en tiempos modernos.

Para reflexionar, hay que entender claramente donde estamos. Comparto lo que entiendo son las cinco lecciones de este proceso:

1. No hay ningún ambiente ni posibilidad para la estadidad en los Estados Unidos. Esa ha sido la verdad desde 1898, sentenciada en los casos insulares y hoy, una verdad más contundente que nunca. La derrota del proyecto Young en 1998, la inacción sobre los proyectos de status presentados por Fortuño y Pierluisi en el Congreso, la falta de respuesta a la alegada victoria de la estadidad en 2012 y la falta de apoyo al proyecto de estadidad de Jenniffer Gonzáles, debió de servirles a los estadistas de anticipo a lo que venía. Las letras pequeñas de la carta de los ocho senadores y la carta del Departamento de Justicia dicen en letras oscuras: no queremos ni recibir una petición de estadidad, mucho menos se la vamos a dar. Evidencia de que no quieren ni considerar la estadidad es que la carta del Sub-Secretario de Justicia destruye con un plumazo toda la campaña de miedo de que sólo bajo la estadidad la ciudadanía americana está protegida y garantizada. Y por añadidura, hizo cenizas el resultado del plebiscito de 2012 que los estadistas tanto pregonan.
2. Si el propósito de este plebiscito es lograr una petición de estadidad, insistir en celebrarlo en estas circunstancias y con este record no es más que un acto de locura política de parte de Rosselló y el PNP. No importa las enmiendas que le hagan, ya está claro que nadie le va a hacer caso al resultado de este mal pensado plebiscito. Ya Washington dijo de diversas formas que no nos va a escuchar. “Palo que nace doblao, jamás su tronco endereza”. En este momento, para los Estados Unidos los problemas de Puerto Rico se resolvieron con PROMESA y punto.
3. Celebrar la muerte de este plebiscito y de la estadidad no se puede confundir con una victoria del Estado Libre Asociado. La carta del Secretario de Justicia NO reconoce el presente status de Estado Libre Asociado como un acuerdo único, basado en un pacto bilateral que solo puede ser enmendado por el consentimiento mutuo de ambas partes. La carta dice específicamente que se anula la papeleta porque “omite el presente status territorial de Puerto Rico” (“omits Puerto Rico’s current territorial status”). Ni tan siquiera usa la palabra “Commonwealth” para referirse a la presente relación con Estados Unidos. Más aún, al comentar las alegadas inconsistencias de la libre asociación dice que ésta se puede confundir con el ELA Mejorado (Enhanced Commonwealth) y describe esta opción (ELA Mejorado) como un “status fuera de la Cláusula Territorial, que no llega a la independencia, y que además dispone que la relación entre Estados Unidos y Puerto Rico solo su puede alterar por mutuo consentimiento” (“a status outside of the Territory Clause, but short of full Independence, and would have further provided that the relationship between the United States and Puerto Rico could only be altered by mutual consent.”) El problema con esa aseveración, es que va a la raíz de lo que han sido los fundamentos jurídicos del ELA de 1952. Si el ELA Mejorado no puede ser un acuerdo fuera de la Cláusula Territorial fundamentado en un pacto que solo se puede cambiar por consentimiento mutuo, pues el ELA actual tampoco es eso.
4. Contrario a la doctrina del derecho internacional, la carta del Secretario de Justicia no reconoce la libre asociación como una alternativa diferente a la independencia, cerrándole de esa forma al pueblo de Puerto Rico otra alternativa de futuro.
5. La carta dice que tanto la libre asociación como la independencia “requieren una evaluación de un a variedad de asuntos relacionados a la ciudadanía” (requiere an assessment of a variety of issues related to citizenship). Evitando decirlo explícitamente, esa frase parece reconocer la realidad constitucional que la ciudadanía americana de los puertorriqueños está protegida para nosotros y nuestros descendientes bajo cualquier cambio de status.

¿Y ahora qué?

El PNP parece no haber entendido el mensaje y las consecuencias de sus errores. Insistir en este plebiscito, sin reflexionar y mucho menos dialogar con el país, no solo es una pérdida de tiempo y energías del país, sino que puede conllevar una reacción más virulenta en contra de la estadidad y de Puerto Rico de aquellos que hoy ejercen sus poderes plenarios a través de esa junta de control y de los fondos buitres. Celebrar el plebiscito en este momento, es lanzar a Puerto Rico al vacío.

En este callejón sin salida que el PNP nos ha metido, el camino al futuro no es fácil. Requiere de una agenda nacional donde los intereses partidistas pasen a un segundo y tercer plano.

Sugiero los siguientes pasos:

PRIMERO, tenemos que buscar un mecanismo de diálogo y consenso entre nosotros. Insistir en el plebiscito del 11 de junio simplemente será alargar nuestra penuria colonial. Ya sea un Comité de Diálogo como el que creó Rafael Hernández Colón en su último cuatrienio, o una convocatoria a una Asamblea de Status, o algún mecanismo similar, pero algo nuevo tenemos que crear si de verdad queremos lograr una respuesta de Washington.

SEGUNDO, es indispensable que ese mecanismo de diálogo se use para exigir la eliminación a la mayor brevedad posible de esa junta de control fiscal. Con esa junta operando y con el poder que están ejerciendo los fondos buitres, no hay ELA mejorado ni soberano, ni habrá estadidad y mucho menos independencia o libre asociación.

TERCERO, se requiere una internalización de parte de todos los puertorriqueños que la estadidad no es opción de futuro en este momento. No lo es por buenas razones económicas y culturales para ellos y para nosotros. Y también por injustificadas razones de prejuicios de parte de ellos. La zaga de los estadistas de los últimos meses debería ser razón suficiente para movernos hacia delante poniendo esa alternativa fuera de nuestra lista de prioridades en el futuro inmediato.

CUARTO, el Partido Popular Democrático no puede seguir postergando enfrentarse a su decisión de futuro. La exagerada celebración de las últimas horas solo refleja una necesidad urgente de reclamar alguna victoria política y un impulso de postergar decisiones. El PNP va a enmendar la ley de plebiscito para definir al ELA como una formula territorial que permite la existencia de PROMESA. Ese día terminará la celebración de los últimos días. La definición de futuro del PPD es impostergable.

La generación de Muñoz supo unirse y conseguir de Estados Unidos el gobierno propio y las herramientas económicas para traer progreso y sacar a cientos de miles de puertorriqueños de la miseria. Desde el inicio, Muñoz reconoció que era necesario aclarar los fundamentos jurídicos del ELA y nos advirtió que si éste no crecía, moría. Los que ayudaron a su muerte convencidos que traían la estadidad, se estrellaron y nos estrellaron contra la pared. Lamentablemente volvimos a donde empezamos, al 1898, a la colonia y al ejercicio crudo de los poderes plenarios.

Diálogo y reflexión, reflexión y diálogo, donde todo este sobre la mesa, donde estemos dispuestos a desechar pasadas convicciones y reconocer nuevas verdades. Andar por el mismo camino de los pasados 30 años, nos habrá de llevar a ningún lugar.

SUELDO INCOMPETENTE Y NEGLIGENTE PARA JARESKO

Columna publicada por El Nuevo Día el viernes 31 de marzo de 2017
El salario de la directora ejecutiva de la Junta de Control Fiscal (JCF), Natalie Jaresko, evidencian dos cosas: que ella es muy buena negociando para ella y que la Junta demostró incompetencia y negligencia claras al acordar ese sueldo.

Cuando se supo sobre el sueldo de $625,000 anuales que se va a pagar con el dinero que aportamos en contribuciones, la reacción unánime del País fue de espanto, asombro y coraje. La “justificación” del presidente de la Junta fue que “si se quería un cuarto bate, eso es lo que cuesta”. Pero solo unos días bastaron para que la prensa descubriera y revelara que estaba desempleada antes de ser nombrada al puesto que ahora ocupa, y que como ministra de finanzas de Ucrania solo cobró $200 mensuales. Además, surgió el dato comparable de cuánto se le pagó a la persona con funciones similares en la reciente quiebra de la ciudad de Detroit: $275,000 anuales. Esta información me movió a indagar cuánto de verdad vale en el mercado mundial un “cuarto bate” para el tipo de trabajo que se le ha requerido que haga aquí.

Lo primero que descubrí fue que el salario del oficial para Detroit no lo pagó la ciudad en quiebra sino el estado de Michigan. Sin embargo, aquí, el Congreso nos impuso la Junta, la Junta nos impone a la directora ejecutiva pero el sueldo y los gastos los paga Puerto Rico.

Luego, al comparar su salario de funcionaria, con el sueldo de otros oficiales de alto rango en el gobierno de Estados Unidos, resulta que Jaresko va a devengar un salario mucho mayor que el de cualquier funcionario federal electo o no electo. En Estados Unidos el presidente gana $400,000, el presidente del Tribunal Supremo $255,500 y el presidente de la Cámara $223,000.

En este punto, todavía quise ser generoso, y pensé: esos no ejercen funciones financieras, ni negocian nada en el mercado de bonos, que es de por sí un mundo muy complejo. De manera que busqué la posición más alta a nivel federal en temas financieros —la presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen, quien establece la política monetaria de Estados Unidos que afecta a esa nación y al mundo entero— y encontré que su sueldo es de $201,700 o una tercera parte del de Jaresko. En esa búsqueda descubrí que en Estados Unidos hubo una controversia porque algunos de sus asesores ganaban más que ella, siendo el de mayor cantidad de $312,000, poco menos de la mitad que el sueldo de Jaresko.

Y como si fuera poco, en el sistema de bancos regionales de la Reserva Federal, el sueldo más alto lo tiene el presidente del Banco de la Reserva Federal de Nueva York, ascendente a $444,200.

Al expandir la comparación a funcionarios financieros internacionales, ya queda muy claro que la JCF juega sus cartas en contra de Puerto Rico.

El sueldo del presidente del Banco Mundial es de $476,000 y el de Chiristine Lagarde, directora ejecutiva del Fondo Monetario Internacional, es de $476,940. En otras palabras, por imposición y capricho de la Junta que nos endilgó el gobierno federal, los puertorriqueños vamos a pagarle a Jaresko más que lo que gana la persona que ha lidiado con todas las crisis financieras internacionales, incluidas las de Grecia, Italia y España, entre otras.

El salario descabellado no habla, necesariamente mal de Jaresko, sino de la Junta. Si en una búsqueda de apenas unas horas por Internet pude encontrar estos datos, ¿de dónde salió la recomendación de ese sueldo? ¿Cómo es posible que un país en quiebra pague más que lo que ganan los jefes de estado del mundo y los directores de todas las organizaciones financieras internacionales? Hace unos días descubrimos que el recorte de $450 millones a la Universidad de Puerto Rico (UPR) que la Junta recomendó y el gobernador aceptó no partía de ningún estudio ni tenía justificación; igual con los recortes a salud y a otras áreas fundamentales de servicios directos a los ciudadanos.

A los que creían que esos siete eran unos genios que venían a salvar a Puerto Rico, ya es hora que abran los ojos. Ese sueldo de $625,000 es la mejor muestra de la incompetencia y negligencia de quienes hoy tienen el poder de hacer lo que les dé la gana con Puerto Rico.

EL PITCHER Y CATCHER; ¿PARA QUIÉN JUEGAN?

A pocas horas de que la Junta de Control Fiscal apruebe y certifique el Plan Fiscal que se nos va a imponer como pueblo para que nos obligue por los próximos diez años, varias cosas son evidentes:
1. El Gobernador Rosselló sabía y sabe que su plan no va a ser aprobado, tal y como se presentó.
2. El Plan de Rosselló no resuelve tres problemas esenciales: (a) no resuelve el problema de los sistemas de Retiro que se quedan sin dinero este año, (b) no resuelve el problema de la tarjeta de salud que pierde mil millones de dólares de fondos federales al final de este año, y (c) no resuelve la insuficiencia de caja, que no es otra cosa que la cuenta de banco del Departamento de Hacienda se va a quedar sin dinero en cuestión de meses.
3. El contra-plan de la Junta no resuelve ni el problema de retiro ni el de la tarjeta de salud. Y en lo que se refiere a déficit de caja, propone unas medidas a corto plazo, como la reducción de jornada, que van a agravar la crisis económica y al final van a imposibilitar la recuperación.
4. El plan de Rosselló es malo para Puerto Rico. El contra-plan de la Junta es malo para Puerto Rico. Hemos caído en un juego entre ellos dos, que niega la posibilidad y necesidad de una tercera vía.
5. Al tratar de definir el momento que vivimos como una lucha entre el Gobernador vs. la Junta, ambos han permitido liberar de responsabilidad en la crisis y en la solución al Gobierno de los Estados Unidos y al Congreso. No hay dudas que nosotros somos responsables por la crisis. Pero el gobierno de los Estados Unidos también tiene su cuota de responsabilidad en la crisis.
6. Un ejemplo de lo anterior es la crisis de salud. Escucho al Gobernador decir que la Junta quiere quitarle mil millones de dólares a la tarjeta. La Junta responde que el Gobernador tiene que hacer más ajustes a la tarjeta para cuadrar la caja. La realidad; quien ya le quitó mil millones a la tarjeta es el Gobierno de los Estados Unidos. No es la Junta. No es Rosselló. Va a pasar porque así lo dispuso el Congreso.

Que tenemos que hacer ajustes y sacrificios para salir de la crisis, de eso no hay duda. Pero Estados Unidos tiene que asumir su responsabilidad. No es mendigar, es exigir. Y no es sólo aportar los fondos necesarios para que podamos cumplir con los requisitos de salud que ellos mismos nos exigen. Es que nos den las herramientas para poder desarrollar nuestra economía. Y es que le den a Puerto Rico lo mismo que le han dado a Grecia, que Estados Unidos le dio a México y a los bancos, incluyendo los de Puerto Rico; financiamiento a corto plazo para poder implantar un verdadero plan de ajustes y de transición. Y la única forma que EEUU va a reaccionar es si dejamos de pagarle a los bonistas-fondos buitres usando el mecanismo de la quiebra y nos unimos como pueblo a exigir acciones verdaderas del gobierno federal. No necesitamos PROMESA de ellos. Necesitamos ACCIONES.

Rosselló y la Junta saben toda esta verdad. Sus planes no nos van a sacar de la crisis. Lo que estamos viendo es un juego de pitcher y cátcher, en el cual el otro equipo, el pueblo, no participa y su rol se limita a tratar de descifrar si lo que viene es una recta o una curva, y a ver si tenemos suerte y la bateamos. Pero nos tienen en la caseta de bateo con los ojos vendados. Con cualquiera de esos planes, nosotros, el pueblo, nos vamos a ponchar.

Lo que no acabamos de darnos cuenta es que a quien tenemos que poner en la caja de bateo es al Gobierno de los Estados Unidos. Y que el pitcher y el cátcher sean de nuestro equipo.

Publicada por El Nuevo Día digital el 12 de marzo de 2017

Carta al Secretario de Justicia Jeff Sessions

Te acompaño copia de la carta que le envié recientemente al Secretario de Justicia de los Estados Unidos y que aparece reseñada en el periódico El Nuevo Día de hoy a la página 16. Te acompaño además la traducción al español de la carta.
Como sabrás, la ley del plebiscito que aprobó Rivera Schatz y el Gobernador Rosselló, requiere que la papeleta que se le presente a los votantes en el plebiscito del 11 de junio, sea evaluada y aprobada por el Secretario de Justicia de los Estados Unidos. Esto hace de este plebiscito uno con posibles consecuencias jurídicas y políticas diferentes a los anteriores plebiscitos. Por eso me has visto trabajando arduamente para que la posición de la mayoría de los puertorriqueños que no somos estadistas ni independentistas sea escuchada.

En esta carta le explico al Secretario de Justicia porqué la papeleta que aprobó el gobierno estadista de Puerto Rico no cumple con la Constitución, las leyes y la política pública de los Estados Unidos. Específicamente le señalo:

1. Que la ley inconstitucionalmente le quita el voto a cientos de miles de puertorriqueños al eliminar de la papeleta todas las versiones de Estado Libre Asociado.

2. Que la alternativa de Estado Libre Asociado Soberano es constitucionalmente válida y representa la aspiración de futuro de miles de estadolibristas, por lo cual excluirla de la papeleta, al igual que excluir la de Estado Libre Asociado Mejorado, es una violación de nuestros derechos constitucionales.

3. Que la definición de Estadidad contenida en la papeleta no cumple con las leyes y política pública de los Estados Unidos al no explicarle y advertirle al pueblo que la Estadidad requiere que el sistema de enseñanza pública y los tribunales se conduzcan en el idioma inglés.

La anterior semana estuve en Washington, D.C. adelantando nuestros objetivos de que se reconozcan nuestros derechos. Esta carta es parte de la estrategia que hemos diseñado y queremos ejecutar en defensa de tus derechos y de la dignidad del Pueblo de Puerto Rico.

Saludos,

Aníbal

En su primer programa de radio, Acevedo Vilá denuncia que detrás de la controversia entre Rosselló y la junta fiscal, lo que hay es una estrategia para ocultar los servicios públicos que van a sacrificar para adelantar el plebiscito y facilitar contr

El exgobernador Aníbal Acevedo Vilá denunció hoy que hay una estrategia por diseño detrás de lo que aparenta ser un choque entre la junta federal de control fiscal y el gobernador Ricardo Rosselló.
Acevedo Vilá hizo la denuncia en su primer programa de radio, Sobre la mesa, que comenzó hoy en Radio Isla 1320 AM, y que irá al aire todos los días en el horario de 8:00 – 9:00 de la mañana.

“Todo el mundo sabe que, desde el inicio, esa junta es controlada por el PNP, los republicanos y Luis Fortuño. Y también sabemos que el entonces candidato, Ricardo Rosselló, afirmaba durante la campaña que él era el que podía trabajar en armonía con la Junta y desde que fue electo, el gobernador ha expresado en múltiples ocasiones su conformidad con los planes de la junta, indicando incluso que éstos se parecen a su plan de gobierno”, recordó Acevedo Vilá al afirmar que “es con estos antecedentes que tenemos que ver la supuesta confrontación de la semana pasada entre Rosselló y la junta”.

“La verdad es que lo que está detrás es que Rosselló está tomando medidas que agravan la crisis fiscal y la junta no va a hacer nada para detenerlo”, sostuvo.

Acevedo Vilá llamó la atención a que la conformidad de Rosselló llegó al punto de que dijo estar de acuerdo con el plan requerido por la junta para hacer “recortes draconianos al presupuesto” y aumentar los recaudos en $7,600 millones en un plazo de dos años, aunque trató de suavizarlo alegando que con lo que no estaba de acuerdo, “necesariamente”, era con la forma de hacer los ajustes.

“Varias medidas que ya se han aprobado por el gobernador y su legislatura, o que están a punto de aprobarse, van a descuadrar más aún el presupuesto y las están legislando a la ligera y antes de someter el plan fiscal, para no tener que sometérselas a la junta para aprobación, que al final del día es como funciona nuestro gobierno ahora, aunque haya quienes se rehúsan a aceptarlo”, sostuvo.

El exgobernador indicó que la propia ley del plebiscito es una de esas medidas. “Esa ley dispone que, en este año fiscal, que termina el 30 de junio, y que tiene un descuadre billonario, el secretario de Hacienda y el director ejecutivo de la Oficina de Presupuesto y Gerencia, tendrán la obligación de identificar el origen de fondos estatales que podrán sumar entre $2.5 y $5 millones”. “Esa referencia a identificar el origen de fondos estatales es lo que se pone en una ley cuando no hay dinero y no se sabe de dónde va a salir”, advirtió.

Acevedo Vilá sostuvo que Rosselló y la junta tienen que decirle al país a quién le van a quitar los dineros para pagar por ese plebiscito. “¿A la universidad? ¿Al Departamento de Educación, a los albergues para mujeres maltratadas, a la procuradoría de las personas de edad avanzada? Eso es lo que no quieren decirnos”, dijo.

Explicó que otra ley que descuadra más el presupuesto y tampoco resuelve ninguno de los problemas apremiantes, es la que va a dar una tasa contributiva de 4% a los médicos. Esa medida, indicó, el propio Departamento de Hacienda ha dicho que va a costar $158 millones al año.

“Y nuevamente pregunto, ¿a quién le van a recortar esos fondos? El caso de esta legislación es más grave, porque los que conocen la crisis de la clase médica en Puerto Rico saben que su problema y la razón por la que se van NO es porque sus contribuciones son muy altas. Se van porque la compensación que reciben no es adecuada, porque las aseguradoras no le pagan lo que les corresponde; mientras las aseguradoras alegan que lo que pasa es que el gobierno no les paga lo suficiente ni a tiempo”, detalló.

“¿Cómo quitarle $158 millones al gobierno en recaudos va a resolver el problema de éxodo de médicos? Todo lo contrario. Si se le quitan $158 millones al gobierno, el gobierno tendrá menos dinero para pagarle a las aseguradoras y estas tendrán más excusas para no pagarle a los médicos, a los hospitales, a las farmacias y a los laboratorios. Eso es lo que Rosselló y la junta tienen que explicar”, afirmó

Acevedo Vilá sostuvo que “lo más alarmante que está detrás de todo esto es que mientras el gobernador firma órdenes ejecutivas para, alegadamente, controlar el gasto público, el artículo 210 de su ley de moratoria (Ley 5) permite que el gobernador , el Departamento de Hacienda, el Banco de Fomento, AFI y la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal de Puerto Rico, puedan nombrar y darle contratos a quien quieran sin cumplir con las leyes de personal, de ética, y otras leyes creadas para evitar conflictos de intereses y despilfarro de fondos públicos”.

“En otras palabras, mientras, públicamente, dice que está congelando plazas y controlando el gasto, la ley de moratoria le da al gobernador Rosselló y a sus funcionarios más allegados, mano libre para nombrar y contratar a quien quieran sin ningún control”, dijo al asegurar “toda esta controversia con la junta es, simplemente, una pantomima para distraer la atención pública y ocultar lo que verdaderamente está detrás”.

Aníbal Acevedo Vilá y Carlos Ignacio Pesquera se unen a la programación de Radio Isla

El Presidente de Media Power Group, Inc. Eduardo Rivero Albino informó que el Ex Gobernador de Puerto Rico Aníbal Acevedo Vilá y el Ex Presidente del PNP Carlos Ignacio Pesquera se unen a la programación de Radio Isla a partir de lunes 13 de febrero, fecha en que se celebra el Día Mundial de la Radio establecido por la UNESCO.
Eduardo Rivero informó que “el Gobernador Aníbal Acevedo Vilá se inaugura como analista y comentarista político en el programa “Sobre la Mesa” que discutirá los temas mas importantes que están sobre la mesa en el País. Este programa se originará en Radio Isla 1320 AM de lunes a viernes a las 8 de la mañana.”

El Gobernador Aníbal Acevedo Vilá se expreso indicando que ”hace mucho tiempo que estaba buscando esta oportunidad de poder comunicarme diariamente y directamente con el pueblo de Puerto Rico para analizar a profundidad los asuntos que están sobre la mesa en el País. En este proyecto voy a contar con la colaboración de muchos amigos expertos en diferentes temas que he conocido a través del tiempo para buscar soluciones y puntos en común.”

El programa “Hablando Claro” con los licenciados Iván Rivera y Jerome Garffer se moverá a las 9 de la mañana. Seguido a las 10 de la mañana por “Dígame la Verdad” conducido por el afamado periodista Julio Rivera Saniel.

Por otro lado, Rivero Albino informó que “el Ex Presidente del Partido Nuevo Progresista, el Ingeniero Carlos Ignacio Pesquera se une igualmente a Radio Isla para ofrecer sus opiniones y análisis sobre diferentes temas que impactan a Puerto Rico. El unirá en su programa diferentes voces expertas en Puerto Rico y en los Estados Unidos. El programa “El Junte” con Carlos Ignacio Pesquera se originará en Radio Isla 1320 AM e irá al aire todos los días de lunes a viernes a las 4 de la tarde.”

El Ingeniero Carlos Ignacio Pesquera dijo “Puerto Rico está atravesando problemas muy serios que requieren un análisis estructurado para ponderar las opciones que tiene el gobierno y la empresa privada para salir de esta crisis. Uno de los temas principales que estaré analizando a profundidad, desde todos los ángulos aquí y en Washington, es el efecto en Puerto Rico de la Junta de Supervisión Fiscal y la negociación de la deuda del Gobierno.”

Una vez concluido “El Junte” con Carlos Ignacio Pesquera, a las 5 de la tarde comenzará el Programa “Si no lo Digo Reviento” con la Profesora Inés Quiles.

Eric Toro, Director de Contenido y Programación de Radio Isla expresó que “como dicen nuestras promociones, Radio Isla es la emisora que refleja el sentir de Puerto Rico. Por eso nuestra programación integra figuras de alto prestigio en nuestra comunidad y que piensan y sienten diferente. Y como aquí cabemos todos, le damos la bienvenida al Gobernador Aníbal Acevedo Vilá y al Ingeniero Carlos Ignacio Pesquera en esta nueva etapa para compartir su conocimiento y opiniones diariamente con el pueblo.”

Los programas “Sobre la Mesa” con Aníbal Acevedo Vilá y “El Junte” con Carlos Ignacio Pesquera se transmitirán por radio a través de cadena Radio Isla compuesta por WSKN-1320 AM San Juan, WDEP-1470 AM Ponce, WKJB-710 AM Mayagüez, WLEY-1080 Cayey, WKFE-1550 AM Yauco, WGDL-1200 AM Lares y WMSW-1120 Arecibo-Hatillo. Además, se podrán ver y escuchar por el portal cibernético “radioisla.tv” y a través de la aplicación móvil “radioislamovil” disponible en para teléfonos “iphones” y “androids”.

Declaraciones de Rafael Hernández Colón sobre la Presidencia del Partido Popular Democrático de cara al Plebiscito

La Legislación para celebrar un plebiscito solo entre estadidad e independencia discrimina abusivamente contra cientos de miles de puertorriqueños que apoyan el Estado Libre Asociado y quieren desarrollarlo como una nueva alternativa de futuro. Esta alternativa es la que permite negociar con el Congreso las mejores condiciones para levantar la economía y construir una sociedad más justa que provea para el trabajo y el bienestar de todos los puertorriqueños.
El plebiscito está propuesto bajo legislación aprobada por el Congreso que requiere, de acuerdo con el Informe de Casa Blanca, que se incluyan todas las alternativas. El PNP lo ha desvirtuado para hacer un plebiscito que garantice el triunfo de la estadidad. El mismo encaminaría a Puerto Rico por una ruta sin retorno al deslegitimar al Estado Libre Asociado. Derrotar este despropósito es el mayor reto que enfrenta ahora el Partido Popular.

Ante esta coyuntura histórica, de cara al plebiscito, creo que entre las personas disponibles Aníbal Acevedo Vilá es la más capacitada para ejercer la presidencia del Partido Popular y movilizarlo para impedir que se pisotee la democracia y se secuestre la voluntad de nuestro Pueblo para encaminarlo hacia un indigno futuro indefinido de peticiones tras peticiones en pos de un espejismo que si algún día se convirtiera en realidad haría más daño que bien.

Personalmente, llevo unos esfuerzos que Aníbal Acevedo conoce para impedir la legislación plebiscitaria. Continuaré con estos esfuerzos en defensa del derecho de libre determinación del estatus político de cientos de miles de puertorriqueños que apoyan el Estado Libre Asociado y quieren desarrollarlo como una nueva alternativa de futuro.

Exgobernador Acevedo Vilá oficializa su aspiración para presidir el PPD

El exgobernador Aníbal Acevedo Vilá está convencido que de que con la estrategia pro estadidad de esta segunda administración Rosselló, el Partido Popular se enfrenta a retos muy importantes que podrían llevarlo, incluso, a su desaparición, y para combatir este escenario, dijo que aspirará nuevamente a la presidencia del PPD.
“Lo más importante que quiero destacar hoy es que no hago esto para correr contra Joe Román ni para enfrentar a Héctor Ferrer. Ambos son buenos populares y líderes importantes de esta colectividad. Hoy, anuncio mi candidatura a la presidencia de nuestro partido para ofrecerle a los miles de populares que creen en él un liderato enfocado en fortalecer la institución y en ganar la batalla que se avecina contra las artimañas anexionistas del PNP, Ricardo Rosselló y Tomás Rivera Schatz”, dijo Acevedo Vilá en conferencia de prensa hoy en la sede del PPD en Puerta de Tierra.

“En este momento histórico, el Partido Popular merece y necesita un liderato dedicado a él, que lo entienda y lo ponga sobre cualquier candidatura”, indicó.

Acevedo Vilá, que con esta es la tercera ocasión que aspira a presidir el Partido Popular, enumeró cuatro razones principales que lo mueven a tratar una vez más de dirigirlo: (1) el tema de status y la amenaza de crear una mayoría fabricada a favor de la estadidad en la consulta prevista para el verano; (2) fiscalizar el gobierno de Rosselló; (3) fiscalizar las acciones de la junta federal de control fiscal y, (4) conducir el PPD hacia una proceso de reorganización agresivo pero ordenado que lo prepare para el siguiente ciclo electoral.
“Reitero que no me interesa la candidatura a la gobernación en el 2020 y estoy convencido de que el futuro de este partido va a depender de lo que ocurra y de lo que hagamos en este año y el próximo; y nada de lo que hay que hacer se puede hacer sin ataduras si se mezcla con la necesidad de capturar votos individuales”, afirmó el exgobernador, que presidió anteriormente este partido de 1997-99 y de 2003-08.

Al solicitar el respaldo del voto de los delegados en la reunión del consejo general del PPD convocada para el 26 de febrero próximo en Barceloneta, el exgobernador resumió su agenda de la siguiente manera: “mi intención es que todos los sectores ideológicos que hay dentro del PPD seamos incluidos en las gestiones de status que hagamos a nivel institucional. Les garantizo que todos tendrán su espacio, tanto los que respaldan el Estado Libre Asociado mejorado, como los que apoyamos una evolución hacia un Estado Libre Asociado soberano”.

“En mi presidencia, el PPD asumirá la responsabilidad de defender la inclusión de ambas posturas en todas y cada una de las gestiones que realicemos en Washington, ya sea ante el Congreso y/o las diferentes agencias de la rama ejecutiva, sobre todo ante el Departamento de Justicia de Estados Unidos”, afirmó.

“Ese proceso de inclusión con el cual estoy comprometido nos va a permitir dejar claro en Washington que la mayoría de los puertorriqueños queremos una relación con Estados Unidos que respete nuestra identidad única, nuestros derechos democráticos inalienables y nuestras aspiraciones de progreso”, agregó.

Además, Acevedo Vilá dijo que se propone mantener en actividad continua los diversos organismos del partido y sistematizar reuniones periódicas con el liderato legislativo y municipal (ya sean alcaldes o presidentes de comités municipales), con la junta de gobierno y el consejo general. “Vamos a reorganizar este partido de abajo hacia arriba y a revisar prontamente nuestro reglamento para modernizarlo y que sea un instrumento ágil que nos ayude en nuestras metas de cara al futuro”, abundó.