Videos Twitter
 
 

El honorable Aníbal Acevedo Vilá nació el 13 de febrero de 1962, en Hato Rey. Su padre, Don Salvador Acevedo y su madre, Doña Elba Vilá, inculcaron en él un profundo sentido de compromiso con el pueblo puertorriqueño y el servicio público. Se gradúa de escuela superior en el Colegio San José de Río Piedras en 1979, y obtiene un bachillerato Magna Cum Laude en Ciencias Políticas de la Universidad de Puerto Rico en 1982. En 1985 obtiene un Juris Doctor (JD) Magna Cum Laude de la Escuela de Derecho de la Universidad de Puerto Rico, habiéndose destacado como Editor en Jefe de la Revista Jurídica de la Escuela de Derecho. En 1987 obtiene el grado de Maestría en Derecho (LL.M.) de la Universidad de Harvard.

Desde muy joven, el Lcdo. Acevedo Vilá se distinguió por su interés y su deseo de colaborar desde el campo político y el servicio público con el desarrollo de Puerto Rico y el Estado Libre Asociado.

Durante sus años universitarios inició junto a otros compañeros la Juventud Universitaria Autonomista de la Universidad de Puerto Rico. Una vez terminado sus estudios, el Lcdo. Acevedo Vilá comenzó su carrera profesional como oficial jurídico del entonces Juez Asociado del Tribunal Supremo de Puerto Rico, Honorable Federico Hernández Denton, y luego del Juez Presidente del Tribunal Federal para el Primer Circuito de Apelaciones en Boston, Honorable Levin Campbell. Desde 1989 hasta 1992 se desempeñó como Asesor en Asuntos Legislativos del ex gobernador de Puerto Rico, Honorable Rafael Hernández Colón. Estuvo a cargo de redactar y analizar la legislación más importante de ese período, entre las que se destacan la Reforma Educativa y la Reforma Municipal, que llevó a la Ley de Municipios Autónomos.

En 1992, el Lcdo. Acevedo Vilá es elegido Representante por Acumulación por el Partido Popular Democrático (PPD). En 1996 es reelegido Representante por Acumulación con la mayor cantidad de votos en el PPD y seleccionado Portavoz de la Minoría por sus compañeros de delegación. Como legislador de minoría y portavoz se caracterizó por su incesante fiscalización a la administración PNP de Pedro Rosselló y sus investigaciones destaparon grandes escándalos de corrupción.

Con tan solo 35 años -en 1997- fue elegido Presidente del Partido Popular Democrático en votación del Consejo General. Asumió la Presidencia del PPD en un momento crítico para nuestro país. Como Presidente defendió el Estado Libre Asociado y derrotó los intentos de la administración del PNP de tronchar los derechos de los puertorriqueños a elegir su futuro. Con la histórica victoria de la quinta columna "Ninguna de las Anteriores", se consolidó como líder nacional y como la voz de una nueva generación.

A sus 38 años, es elegido Comisionado Residente de Puerto Rico en Washington. Acevedo Vilá fue el primer Comisionado Residente de Puerto Rico en pertenecer a tres comisiones del Congreso: la Comisión de Pequeños Negocios, Agricultura y Recursos. Entre sus muchos logros en el Congreso federal se destaca; conseguir justicia y equidad en la asignación de fondos federales en todos los programas federales de educación y el incremento sin precedente en los fondos del Programa Título I para Puerto Rico, así como haber hecho extensiva a Puerto Rico la Reforma de Medicare.

En las elecciones del 2 de noviembre del 2004, es elegido como el octavo Gobernador del Estado Libre Asociado de Puerto Rico, el segundo Gobernador más joven en la historia del País. Fue una victoria cerrada -por unos 3,000 votos- que el PNP trató de invalidar con una acción en el Tribunal Federal para el Distrito de Puerto Rico, pero finalmente el Tribunal de Circuito de Apelaciones de Boston, resolvió a favor del resultado electoral obtenido en las urnas y el 2 de enero de 2005 Acevedo Vilá juramentó al cargo en una hermosa ceremonia celebrada en el Parque Luis Muñoz Rivera de San Juan. En su juramentación, conciente del mandato del pueblo para que Puerto Rico tuviera un gobierno compartido, hizo una llamado a trabajar unidos a favor de una “Alianza por Puerto Rico”, con apertura y consenso para enfrentar los importantes retos que encaraba Puerto Rico.

Ese estilo de gobernador que Acevedo Vilá quiso que marcara su mandato, lo llevó a nombrar un gabinete con miembros de diferentes ideologías políticas, para atraer el mejor talento puertorriqueño disponible, por encima de líneas partidistas. Sus prioridades eran: mover a Puerto Rico hacia una Nueva Economía, para lo cual puso énfasis y recursos en la llamada economía del conocimiento; atender con seriedad la crisis fiscal del Gobierno sin despidos de empleados públicos ni privatizaciones; vivir en una sociedad más segura, proveer una educación de primera, con un esfuerzo especial hacia la prevención de la deserción escolar –para lo cual estableció el exitoso programa CASA, que rescató a miles de estudiantes del abandono escolar- y garantizar mejores servicios de salud en el Centro Médico, la principal instalación médica de Puerto Rico, con la mayor inversión para mejoras desde su creación.

En el tema del status, el gobernador Acevedo Vilá ha demostrado su compromiso con el desarrollo pleno del Estado Libre Asociado y cree firmemente que en este asunto no se podrá adelantar hacia una resolución definitiva hasta que haya un consenso genuino en Puerto Rico que obligue al Congreso a acatar la decisión de los puertorriqueños. Acevedo Vilá ha propuesto que sea el mecanismo de la Asamblea Constitucional de Status el que se utilice para ello.

Siendo Gobernador, Acevedo Vilá enfrentó la persecución política viciosa de un equipo de investigadores federales que lo acusó el 27 de marzo de 2008 de varios delitos relacionados a las elecciones de 2000 y el 2004. Tras un largo proceso, durante el cual siempre Acevedo Vilá se expresó confiado en salir absuelto, un jurado lo declaró no culpable en marzo de 2009.

Es autor del libro En honor a la Verdad, una recopilación de ponencias y mensajes históricos que relatan su lucha incesante por desarrollar a su pleno potencial el Estado Libre Asociado. Como ex gobernador, trabaja en una segunda recopilación de sus discursos más importantes correspondientes a su estancia en La Fortaleza.

Acevedo Vilá está casado con Luisa “Piti” Gándara, una maestra de ciencia de profesión y tiene dos hijos, Gabriela y Juan Carlos, ambos universitarios.